Cooking in Maximum Security [Cocinar a máxima seguridad], Matteo Guidi

Fotografía de una persona cocinando, es una de las imágenes que sale en las proyecciones de Matteo Guidi

Tercera intervención artística de Los coleccionables del kiosk solitario con el artista Matteo Guidi que presenta Cooking in Maximum Security [Cocinar a máxima seguridad]. En su propuesta, Guidi recupera la presencia de las recetas de cocina en las estanterías del quisoco. Si anteriormente eran ocupados por los fascículos coleccionables de recetas de cocina, ahora Guidi muestra, proyectados en una pantalla, cuatro vídeos de recetas (Pastel de queso, Ensalada rica, Café taleguero, Pastel de chocolate).

La singularidad de estas recetas es que no utilizan ingredientes habituales y tampoco los utensilios necesarios para llevarlas a cabo. Estas particularidades no provienen de la voluntad de quien nos las enseña ni del artista sino de las limitaciones que impone la institución penitenciaria. Las imágenes que se proyectan en la pantalla son el resultado del trabajo con mujeres internadas en Brians 1 (Cataluña).

Durante tres meses, Matteo Guidi impartió un taller en el cual las participantes se expresaron a través de la cocina, a pesar de estar desprovistas de todo lo necesario. Entre las actividades que surgieron en las sesiones se hicieron estos vídeos-recetas que explican algunos de los platos que cocinan en ocasiones especiales o en celebraciones, con los pocos productos que tienen en al alcance y las herramientas de plástico permitidas.

No poder optar a alimentos variados, de una cierta calidad, y utensilios necesarios para conseguir cocinar con toda naturalidad acentúa, todavía más, la situación penosa de estar sujetos al sotmetiment de una estructura normativa y restrictiva. El sistema penal español no permite a las reclusas cocinar en las celdas, a diferencia de otros países como Italia, donde están autorizadas a disponer de utensilios y de aparatos para calentar la comida dentro de los habitáculos. Esta medida de represión nos hace sospechar que se mantiene todavía un poder de control, de imposición, en aspectos tan insignificante para la institución pero tan importantes para las afectadas. No posibilitar una acción como cocinar, una actividad tan mundana pero que en este contexto se convierte en subversiva, revela cómo los mecanismos de reclusión se manifiestan en estas restricciones que desposeen a las personas de autonomía y apoderamiento.

Los trabajos aquí propuestos forman parte de un ciclo más amplio llamado Cooking in Maximum Security que abarca una primera fase en Italia y una segunda en España. El proyecto parte de una investigación mediante entrevistas y la realización de diferentes talleres en centros penitenciarios.

Como en otros trabajos de Guidi, este proyecto se desarrolla entre la intersección del arte contemporáneo y la antropología social, y el tema central es reflexionar en torno a la cultura material. A partir de la observación de diferentes grupos sociales o personas analiza cómo se relacionan con sus objetos cotidianos poniendo el foco en posibles nuevos usos dándole nuevas simbologías. Desde aquí, genera un trabajo crítico y sutil que al mismo tiempo está cargado de poética.

Los coleccionables del kiosk solitario son una propuesta de la Asociación cultural Trama 34, en colaboración con el Distrito Cultural del Hospitalet, intervenciones artísticas que se llevan a cabo en el antiguo kiosco de prensa situado en la avenida del Metro, en Santa Eulàlia.

Matteo Guidi, 3 de diciembre de 11 en 14.00h
Avenida del Metro, Santa Eulàlia
Comisario Zaida Trallero